Pesquera de Duero

Pesquera de Duero es un municipio situado a 44 km de Valladolid, en dirección este, en pleno corazón de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

A medida que viajas a esta población desde Valladolid, por la carretera de Soria, y a partir de Tudela de Duero, vas encontrando tierras plantadas de viñas siguiendo el curso del Duero; Sardón, Quintanilla de Onésimo, Quintanilla de Arriba… De repente, el Duero hace un quiebro en su curso para dirigirse y pasar por Pesquera de Duero, como si dijera “este pueblo no me lo puedo saltar, tengo que regar sus tierras y viñedos para que den la mejor uva”.

Desde la carretera de Soria se accede a Pesquera de Duero por otra carretera que va desde Peñafiel. Según vas llegando se inicia la subida a un pequeño cerro y cuando comienzas el descenso, se adivina el pueblo con sus bodegas, casas y algunas edificaciones con legado histórico.

Pesquera, su nombre significa “lugar acotado para pescar”, pero respira y vive el vino, por los cuatro costados. Son numerosas las bodegas, comerciales y particulares, con tradición vitivinícola desde el siglo XV, pero fue en el siglo XVI cuando experimenta gran crecimiento económico gracias, entre otros factores, al viñedo. Este crecimiento económico también trajo movimiento y aumento de la población.

Por su privilegiada situación y la riqueza de sus tierras, Pesquera de Duero ha estado ocupado desde tiempos inmemoriales, lo que atestiguan los numerosos restos del Neolítico, la Edad de Bronce y la Edad de Hierro.

Pesquera de Duero posee huellas prehistóricas, edificios religiosos, casas con escudos nobiliarios y una singular Plaza Mayor porticada con dinteles, donde se ubica la Casa Consistorial.

Entre las joyas de su patrimonio, destaca la ermita de Nuestra Señora de Rubialejos, patrona de Pesquera de Duero, una joya barroca con un magnífico retablo.

Pesquera de Duero aúna gastronomía, patrimonio y la elaboración de uno de los vinos con más prestigio a nivel internacional, el vino con la Denominación de Origen Ribera del Duero, a la que pertenece la Bodega Tinto Federico.